Advantech, el vending inteligente de Intel

Advantech, así es como Intel comienza a adentrarse en el vending inteligente.

Este prototipo tecnológico se trata de una plataforma informática que posibilita convertir la máquina expendedora en un ordenador, con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario por medio de la interfaz que controla de forma táctil mediante las pantallas LCD

Pero este proyecto no queda aquí, en una simple interactuación táctil; permite a la empresa que ofrece el servicio una mejor recepción de datos por telemetría, facilita la posibilidad de ejecutar campañas de marketing con una publicidad mejor orientada y la capacidad de analizar mejor promociones y ofertas lanzadas en tiempo real. Toda esta información, almacenada en la nube para su análisis y explotación.

 

Intel Reference Design for Intelligent Vending

 

No es un secreto que el sector del vending se encuentra en plena transición hacia una era más digital. Intel busca con esta herramienta hacer de la interacción entre usuario y máquina algo más personal e interactivo, al mismo tiempo darle a las marcas y los operadores oportunidades de negocio y una manera más eficiente de trabajo.

Esta solución de la compañía taiwanesa promete un acceso más sencillo a los periféricos de la máquina como son los monederos, a través de la integración de una plataforma de hardware y una interfaz de programación de aplicaciones, facilitando la conectividad de las máquinas y simplificando los protocolos de comunicación. Intel opta por proporcionar a los fabricantes de máquinas expendedoras una amplia variedad de soluciones, haciendo posible la personalización de sus equipos, ya que no son iguales las necesidades de una expendedora de café que las de una máquina de bebidas frías. Consiguiendo así que cada fabricante pueda tener su propia plataforma gracias a la versatilidad.

El vending más inteligente

Internet se extiende hacia todo tipo de dispositivos, y el vending es de esos sectores que no se escapa de sus tentáculos.

No solamente se trata de que una máquina sea puntera en tecnología por poseer una pantalla táctil, la posibilidad de gestionar pagos móviles o de tener crédito mediante tecnología NFC. El vending inteligente ofrece a los consumidores experiencias interactivas que incluso llegan a resultar divertidas. Es desde este terreno, donde Intel empieza a aportar su granito de arena al sector.

 

Intel

 

Intel pretende crear un nuevo diseño de máquina expendedora, que combina hardware y software propio, con el objetivo de transformar lo que conocemos en la actualidad. Entre algunos problemas que podrían solucionarse con estas nuevas máquinas inteligentes figuran por ejemplo, conectarlas para monitorizar el estado y los niveles de inventario de sus sistemas; con lo que supondría la ayuda a evitar reposiciones poco eficientes y por tanto reducir los costes de gestión de la máquina. Interconectar las ventas y el marketing con operaciones en tiempo real potencia la satisfacción y fidelidad de los clientes.

“La flexibilidad de software y una conectividad total fomentará la implantación de nuevos e innovadores modelos de negocio dentro del mercado del vending y transformará su futuro” indicó el director internacional de la división Visual Retail de Intel, José Avalos.

La máquina vending de Intel que se queda con las caras

La compañía de electrónica integrada Intel, lleva “paseando” por distintas ferias una curiosa máquina de vending, equipada como no con procesador de la casa y una enorme pantalla transparente de nada más y nada menos que 60 pulgadas. Esta particular máquina ya presentaba un soporte táctil sobre el que el usuario podía elegir distintas bebidas como si manejara una tablet gigante.

Ahora han mostrado una nueva versión, cuya principal novedad es el sistema de reconocimiento facial.

 

Máquina vending de Intel

 

Con este novedoso sistema, la máquina es capaz de hacer un reconocimiento biométrico anónimo; en definición, no sabe quiénes somos pero sí puede estimar si somos hombre o mujer, como también una edad aproximada.

A través de este escaneo, la máquina puede activarse cuando detecta una persona y examinarla para adaptar la oferta según los estándares que determine la compañía de vending que ofrezca estas máquinas. Poco a poco, este tipo de máquinas van colándose en muchas ciudades, aunque todavía que conozcamos en ninguna española.