El vending más inteligente

Internet se extiende hacia todo tipo de dispositivos, y el vending es de esos sectores que no se escapa de sus tentáculos.

No solamente se trata de que una máquina sea puntera en tecnología por poseer una pantalla táctil, la posibilidad de gestionar pagos móviles o de tener crédito mediante tecnología NFC. El vending inteligente ofrece a los consumidores experiencias interactivas que incluso llegan a resultar divertidas. Es desde este terreno, donde Intel empieza a aportar su granito de arena al sector.

 

Intel

 

Intel pretende crear un nuevo diseño de máquina expendedora, que combina hardware y software propio, con el objetivo de transformar lo que conocemos en la actualidad. Entre algunos problemas que podrían solucionarse con estas nuevas máquinas inteligentes figuran por ejemplo, conectarlas para monitorizar el estado y los niveles de inventario de sus sistemas; con lo que supondría la ayuda a evitar reposiciones poco eficientes y por tanto reducir los costes de gestión de la máquina. Interconectar las ventas y el marketing con operaciones en tiempo real potencia la satisfacción y fidelidad de los clientes.

“La flexibilidad de software y una conectividad total fomentará la implantación de nuevos e innovadores modelos de negocio dentro del mercado del vending y transformará su futuro” indicó el director internacional de la división Visual Retail de Intel, José Avalos.

Nuevo concepto vending: máquina expendedora de cañas de cerveza

Este nuevo concepto de máquina expendedora, nace de una idea que incluso a sus propios creadores cuando pensaron en ella se extrañaron por el hecho de que no existiera un producto así ya en el mercado. Alfonso Vázquez (publicista), y Francisco e Ignacio Morales (arquitectos y padre e hijo respectivamente) han patentado la primera máquina vending de cerveza del mundo.

Según narra Alfonso, todo empezó cuando hace unos años acudió a un festival de música donde acabó harto que le sirvieran con cervezas calientes tras estar haciendo largas colas y perdiendo tiempo. Así que pensó que debía haber un método en el que ahorrarse la espera, y este fue su resultado.

 

Máquina expendedora de cerveza

Uno de los socios junto con la máquina | Foto de Jesús G. Hinchado

 

En cuanto a las restricciones, tiene las mismas que cualquier punto de venta donde pueda venderse alcohol. El tema de los menores está muy controlado, ya que el uso de esta máquina actualmente se planea para recintos cerrados, donde el control de sus asistentes se controla en puerta y en tal caso no se le proporcionará la ficha o tarjeta prepago necesaria para poder ejercer el derecho a consumición.

Nace un nuevo concepto vending muy atractivo, asegurando que la innovación también está latente en tiempos de crisis.

Cortometraje animado para los profesionales del vending

Este pequeño cortometraje de dibujos animados alerta a los profesionales del sector del vending de la importancia de la correcta distribución y colocación de los productos y la innovación en añadir varios métodos de pago. Muchos de los actos vandálicos son provocados generalmente por un atasco del producto una vez se ha realizado el pago.

Como veremos, es muy importante la dotación de sistemas de seguridad para las máquinas, ya que así podrán resistir a este tipo de acciones.

En el vídeo también se le da importancia a diversos sistemas de pago que permitan todas las modalidades (monedas, billetes, tarjetas de crédito…), ya que el enfado del cliente puede ser considerable y como consecuencia perdemos clientes en potencia.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Máquinas vending cada vez más humanas

Está claro que la tecnología llega hasta los rincones más recónditos. Innumerables son los usuarios de máquinas expendedoras que al producirse un error o determinadas particularidades, declaran las máquinas como creaciones deshumanizadas.

A esta afirmación hay que darle ciertos matices, porque ya se puede negar este atributo con pruebas. Y es que no se puede disputar ya que una máquina expendedora te atienda de persona a persona. Sin duda, estamos ante un reto más superado por la industria del vending.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Soñando a través de una máquina expendedora

Los vecinos de una ciudad rusa de Kazán, podrán soñar con lo que deseen. La posibilidad de soñar a gusto está al alcance de 50 rublos (lo que viene a ser 1.20€) y se podrá realizar desde una máquina de vending. Una vez pagado, el “vendedor de sueños” se comunica con el comprador telefónicamente y da las instrucciones que sean necesarias.

 

Sleep Moon

 

Aunque la fiabilidad no es total, depende en mayoría de las personas que intervienen en el proceso. Los somnólogos han reconocido que las personas pueden soñar en un estado consciente por su propia cuenta, sin recurrir a una colaboración exterior. Soñar estando consciente tiene beneficios, es una fuente de creatividad y energía. Muchos científicos aseguran que si las personas saben cómo dirigir los sueños, pueden convertirse en una manera de desarrollo de la personalidad.