Suprimidas las máquinas expendedoras de tabaco en Inglaterra

Mientras que en España se han ampliado los puntos de venta de tabaco, y se ha abierto un punto importante de negocio en las tiendas de conveniencia, en Inglaterra desde el primer día del mes de octubre (sábado día 1) no se puede comprar cajetillas de cigarros en máquinas expendedoras debido a que han sido suprimidas por Ley.

Desde hace tiempo esta medida estaba aprobada, pero ha sido ahora cuando ha entrado en vigor y muy pronto será cuando se notarán los efectos, sobre todo en los operadores de vending. Solamente se salvarán los dispositivos dispensing, es decir; aquellos que no disponen de medios de pago automatizados y están atendidos por los empleados del establecimiento.

 

Señal de prohibido fumar

 

El objetivo principal ha sido el de disuadir a los jóvenes británicos a que no lleguen al hábito del tabaco. Según información de la British Health Foundation, cada año unos 200.000 jóvenes se incian en este vicio.

Las sanciones se fijan en unas 2.500 libras (2.920,22 €) para aquellas empresas que sigan ofreciendo el tabaco o haciendo publicidad del mismo. Otro de los argumentos destacables para prohibir estas máquinas es que no existía control sobre las ventas a menores.