La aparición de más terrazas por la Ley Antitabaco

Las primeras consecuencias de la aplicación de la Ley Antitabaco, fue la incrementación de las terrazas en restaurantes y cafeterías, y este verano el dato ha sido bestial.

Como referencia la ciudad de Barcelona, por su potencial turístico y su sector hostelero. El consistorio barcelonés concedió 1.465 nuevas licencias para instalar terrazas en locales de hostelería el primer semestre de 2011, lo que respresenta un aumento del 62,7% respecto a las cifras obtenidas en el año anterior. La capital catalana cuenta ahora con nada más y nada menos que 3.800 terrazas autorizadas frente a las 2.335 del año pasado.

En estos tiempos, se ha hecho más flexibles las condiciones y se han abaratado las tasas para la petición de este tipo de licencias, ayudando al profesional de comercio a cumplir con la normativa contra el tabaco.

Y es que la Ley Antitabaco aprieta, pero no ahoga. La prohibición de fumar ha traído como resultado directo un alud de solicitudes de licencias para terrazas también en la capital de Las Palmas, solamente durante los primeros días del año se pidieron 15 nuevos permisos y se realizó más de una quincena de consultas.

 

Cierre de terrazas

 

En el Ayuntamiento afirman que no había habido nada parecido en los últimos años, ni siquiera cuando se abolió la tasa por la concesión de terrazas. Solamente en el año de 2010 se pidieron cerca de 100 permisos de nueva concesión, que se unieron a las 115 renovaciones, hasta sumar 215 concesiones. Pero el ritmo de principios de este año fue muy superior a la media de 2010, que era de 9 solicitudes mensuales, algo más de la mitad de las registradas solamente en el mes de estreno de la polémica normativa.

Y es que desde 2010, la Comunidad Autónoma de Canarias tiene 355 bares menos que en 2010 según datos del Instituto Nacional de Estadística, eso coloca a nuestra Comunidad Autónoma en la cuarta posición en el ranking de establecimientos de bebidas cerrados. El primer puesto es para Madrid, con casi 700 bares menos, seguida de Andalucía con 425 y Galicia con 370; pero el dato es más alarmante para las Canarias cuando tenemos en cuenta que en las tres Comunidades Autónomas nombradas anteriormente existe el doble de bares.

En cuanto a la separación por provincia, cerca de 265 corresponden a Las Palmas mientras que 320 corresponden a Santa Cruz de Tenerife.