El desayuno, la comida más importante del día

Que el desayuno es la comida más importante del día ya lo sabemos todos. No se trata de un dato ni de un consejo novedoso, el desayuno es la hora de comer que marcara el comienzo de nuestro día; además existe un dicho que nos indica el modelo de dieta ideal que debemos seguir.

Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo

Bien es cierto, que el ritmo de vida que llevamos y los horarios y hábitos nos impiden realizar correctamente las comidas y por tanto nuestra dieta resulta ser desequilibrada. Un desayuno ideal debe aportar a nuestro organismo en ayunas los nutrientes que contribuyan a que nuestro cuerpo acumule reservas energéticas que le permitan funcionar correctamente; por ello debe estar compuesto por lácteos (proporcionarán proteínas y calcio), cereales (que añaden a nuestra dieta hidratos de carbono y la energía que el cuerpo necesita) y frutas.

 

Desayuno saludable

 

Debemos proponernos dedicarle a esta comida al menos 20 minutos diariamente, concediéndole la importancia que se merece; no es conveniente suprimirla, ni sustituirla por una simple bebida caliente o unas galletas. Según expertos, el desayuno influye de manera directa en nuestra actividad intelectual y en el estado de ánimo.

Una alimentación completa y saludable no se entiende sin un buen desayuno.