Máquina dispensadora de comida para perros

Una empresa en Turquía llamada Pugedon ha creado una forma un tanto extraña pero efectiva para matar dos pájaros de un tiro; su máquina expendedora en Estambul lleva botellas depositadas para su reciclaje y a cambio dispensa alimento para los perros callejeros de la ciudad.

 

Máquina expendedora de Pugedon - Alimentación de animales mediante reverse vending

 

La máquina funciona porque las ganancias de las botellas recicladas cubren el costo de la comida que la máquina suministra. Estambul es conocida por su alto número de perros callejeros, algunas estimaciones dicen que hay cerca de 150.000 e incluso a algunos lugareños les encanta tener los perros alrededor, ya que se han adaptado tan bien a la vida de la ciudad que se detienen en los semáforos y las calzadas. Por contra, otros quieren deshacerse de ellos debido a su agresividad y su papel como transmisores de posibles enfermedades.

¿Qué hacer con el café que nos sobra en casa?

Muchas veces, prácticamente cada día incluso, a la hora de hacer café en casa nos suele sobrar algo en nuestra cafetera, muchos lo conservamos para otro momento, pero como no se puede conservar por más de un día, terminamos tirándolo. Pero hay una solución muy fácil para evitar desecharlo: congelar el café. Simplemente lo que tendremos que hacer es verter el café sobrante en una cubitera y la introducimos en el congelador. Hay que tener muy en cuenta que el café tiñe, así que aconsejamos destinar una cubitera únicamente para ello, además si van a usar los cubitos para hacer bebidas frías, es mejor endulzarlo antes de que los congelemos si queremos darle ese toque de azúcar con el que nos lo solemos tomar.

 

Cubitos de hielo de café

 

Batido de caféEl uso de estos cubitos puede ser varios, podremos usarlos en un café recién hecho que se nos haya calentado demasiado para rebajar su temperatura sin que se nos quede aguado. También, podemos derretirlos en el microondas para tomar un café sin tener que hacer uno de nuevo. Y para el verano, nada mejor que usarlos para bebidas frías; mezclando los hielos con café y leche fría para hacer un batido, dándole el toque final con algo de canela, potenciando así un poco más el sabor.

 

Imágenes: La Bioguia